De la creación de los Hábitos y los preconceptos. La élite gubernamental.

«Un grupo de científicos encerró a cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de plátanos. Cuando uno de los monos subía la escalera para agarrar los plátanos los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que se quedaban en el suelo. Pasado algún tiempo, los monos aprendieron la relación entre la escalera y el agua, de modo que cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo molían a palos. Después de haberse repetido varias veces la experiencia, ningún mono osaba subir la escalera, a pesar de la tentación de los plátanos. Entonces, los científicos sustituyeron a uno de los monos por otro nuevo. Lo primero que hizo el mono novato nada más ver los plátanos fue subir la escalera. Los otros, rápidamente, le bajaron y le pegaron antes de que saliera el agua fría sobre ellos. Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo nunca más subió por la escalera. Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo con el que entró en su lugar. El primer sustituido participó con especial entusiasmo en la paliza al nuevo. Un tercero fue cambiado, y se repitió el suceso. El cuarto, y finalmente el quinto de los monos originales fueron sustituidos también por otros nuevos. Los científicos se quedaron con un grupo de cinco monos que, a pesar de no haber recibido nunca una ducha de agua fría, continuaban golpeando a aquél que intentaba llegar hasta los plátanos. Si fuera posible preguntar a alguno de ellos por qué pegaban con tanto ímpetu al que subía a por los plátanos, con certeza ésta sería la respuesta: No lo sé. Aquí, las cosas siempre se han hecho así»

El mensaje del supuesto experimento es claro: El no cuestionamiento de nuestras conductas.

borrego

Pero no todo acaba aquí. Un hábito, un modo de pensar o una rutina no se crea porque ningún hombre-mono no se diera cuenta o imitara sin cuestionarse nada. No. Se necesita un pensamiento que consolide dicha postura. Y ese comportamiento es el más perjudicial de todos, ¿Saben cual?:
El Pensamiento Justificado.

Es muy, muy probable que cualquiera de aquellos hombres-mono, antes de llegar a un auto- conocimiento, antes de llegar a la raíz de sus actos…termine justificándolos. Ante las dudas buscarán “razonadamente” una posible causa: Algunos inventarán el posible envenenamiento de los plátanos, otros asociarán los golpes a posibles ritos de bienvenida, otros enaltecerán y recordarán a sus ancestros por dichos actos, otros simplemente lo harán porque el más fuerte así lo ordena… y buscarán un por qué, siempre un porqué…
Tiempo más tarde el hábito estará asentado y consolidado.

Sólo los llamados revolucionarios, los maestros, los despiertos…cuestionarán dicho comportamiento, sus causas y las “razones” dadas del mismo. Lao Tsé, Confucio, Jesús, Krishnamurti, Osho…fueron muchos a lo largo de los años los que con sus pensamientos, hicieron tambalear el “Orden” establecido.

El ser humano tiende a mirar atrás y reírse de la ingenuidad y la inocencia de las personas de hace 40 años. Pero en su soberbia y “sabiduría” no se dan cuenta de que hoy día están mucho más expuestos que antes.

Pero… ¿Y si se introdujera el pensamiento justificado de manera deliberada, desde afuera? ¿Y si hubiera una proyección diaria y constante del mismo con el fin de generar un hábito o un preconcepto?

capitalista

Nuestros parientes más lejanos ya tenían consolidados unos preconceptos en sus modos de pensar, de actuar, sus modos de ver la vida, en los alimentos a comer…
Hoy día tenemos otros.

En un mundo donde el mercado y el interés económico lo es todo, el pensamiento justificado deliberado para implantar hábitos está por desgracia muy normalizado. La industria alimenticia y la farmacéutica son los ejemplos más claros y los que las personas entienden mejor.

salud

Cada día hay una lucha diaria por grandes corporaciones por implantar sus productos. Y créanme que recurren a todo tipo de técnicas intrusivas para realizarlo. El nacimiento y propósito del “marketing” hizo muchísimo daño con esto. Lo que hoy es pura salud, mañana mata.

gluten-free

Pero no se queden  sólo en la venta del producto y en la creación del hábito para comprarlo.

¿Acaso creen que los cientos de miles de estudios de las Universidades que aparecen en los medios son verídicos? ¿ Acaso creen que no están financiados por corporaciones y élites para introducir pensamientos justificados con el fin de consolidar diferentes conductas, creencias y patrones a seguir?

¿Acaso creen que el fomento y enaltecimiento constante de opiniones de personas famosas de “éxito” ( Deportistas, cantantes, empresarios, políticos…) no conllevan un “comportamiento modelo” a seguir que sirva de referencia a la masa?

¿Acaso creen que una gran mayoría de las llamadas “encuestas” no son más que mecanismos para proyectar y consolidar conductas?

¿ Acaso creen que no existen patrones de conducta implantadas en técnicas progresivas a 5,10 o 50 años?

4202078334_11db53ce30_o

Estamos en un mundo donde prima la imposición sutil sobre la propuesta. Desde muchísimos ámbitos se intenta introducir una justificación constante, progresiva y sutil que haga consolidar modos de pensar, modos de actuar y patrones de conducta.
En mi opinión, es la técnica más importante y más utilizada hoy día por las élites gobernantes.
—————————

¿Y nosotros?

Nos han promovido una dependencia constante en pos de nuestra “seguridad”. Una dependencia que no sólo conlleva el respeto a la autoridad, sino también una derivación de nuestra propia responsabilidad (cuestionamiento, discernimiento y elección) hacia ella. Aceptamos toda justificación, toda causa, todo porqué… sin cuestionar si quiera nuestros propios hábitos. Nos hemos acomodado. Nos tratan como a niños y actuamos como tales. 

En lo que a nosotros respecta debemos despertar nuestra propia revolución interna. Debemos cuestionarnos, auto-conocernos y traspasar la barrera sobre nuestro propio pensamiento justificado.
Quitémonos toda máscara impuesta y auto-impuesta. Es hora de llegar a nuestro propio ser, de aceptarnos y de empezar el camino.

pies

Nadie nos salva, sino nosotros mismos. Nadie puede y nadie debe. Nosotros mismos debemos transitar el camino.” Buda

Luis Sanmartin Mira.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s